miércoles, 27 de febrero de 2013

PECHUGAS DE POLLO A LA PIZZAIOLA.

No voy a justificarme. ¿Pá qué? O publico hoy o se me va el mes sin decir ni pío.
Así que, ahí va, receta a palo seco.
Se llama "pechugas de pollo al´la pizzaiola". Y para hacerla vamos a necesitar:
1 Kg. de pechugas de pollo cortadas en filetes.
1 cucharada sopera de orégano.
Queso rallado.
Salsa de tomate.
1/2 kilo de tomate.
1/4 de cebolla.
1/2 Pimiento rojo.
1 diente de ajo.
3 cucharadas de aceite de oliva.
Un toque de cayena, sal.
Pelar y despepitar el tomate. Cortar el resto de los ingredientes de la salsa y preparar con ellos una tomatada.
En una sartén amplia y plana y que disponga de tapadera (imprescindible la tapadera), con una gota de aceite, ir haciendo los filetes de pechuga por tandas hasta que estén dorados.
Tienen que estar en su punto ya que no se van a cocinar más.
Colocarlos en la sartén de modo que solo ocupen una capa aunque haya que solaparlos ligeramente. Tienen que estar muy calientes. Verter por encima, cubriéndolos, la salsa de tomate. Esparcir el orégano y cubrir a continuación, con el queso rallado. Apagar el fuego, tapar y dejar que el queso se funda con el calor residual.
Es una receta que se hace en pocos minutos y el resultado es espectacular.

3 comentarios:

Pilar V dijo...

Me gustan tus recetas, pero te hecho de menos ;(

Besos

swyx dijo...

Sí, parece un platazo y no lleva nada de trabajo hacerlo. Lo probaré algún día (aunque sin picante porque al papá no le va).

Marita H dijo...

Me apunto la receta...fácil, rápida y rica....que más se le puede pedir....besooosss